Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

Artículos para la mujer: Recordando nuestro verdadero valor

Es importante que como mujeres siempre recordemos quienes realmente somos: ¡hijas de Dios! Identidad que nos fue otorgada como un regalo, porque no hay nada que hayamos hecho para merecer esta posición. Hijas amadas y valoradas por el mismo Dios que envió a Su hijo para darnos el valor que merecemos.

Menciono la palabra recordar porque muchas veces los problemas cotidianos nos hacen corrernos de ese lugar tan especial y comenzamos a olvidar cómo nos ve Dios. Las presiones que otros puedan ejercer sobre nosotras, nuestras opiniones personales de cómo nos vemos o lo que ya tendríamos que haber logrado, o los estereotipos que nos impone la cultura de hoy que trabaja directamente contra nuestra identidad juegan un rol importante en nuestra vida. Si le damos lugar a las ideas u opiniones equivocadas nuestro valor se verá afectado.

Nosotras no somos una opinión o solamente una descripción física: altas, bajas, con más o menos peso, empleadas o emprendedoras, madres o no, solteras o casadas, y la lista sigue. Antes que todo esto somos hijas. Somos amadas. Somos elegidas. Somos la imagen y semejanza de Dios. Un reflejo de lo que Él es. Con sus cualidades y virtudes. «Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó […]», dice Génesis 1:27 (RVR 1960).

Insisto, recordemos. Traigamos a memoria quienes somos realmente. Dios nos creó extremadamente especiales y diferentes. Tenemos tantas habilidades y talentos para explotar que a veces no somos conscientes de eso y permitimos que opiniones ajenas nos limiten y nos definan. Todo tiene su tiempo en este mundo y si abrimos nuestro corazón a La Palabra no solo seremos definidas únicamente por ella, sino que iremos conquistando y concretando todas nuestras metas. No importa en qué condición nos encontremos hoy, quizás la realidad no cubra las expectativas que nosotras creemos que deben estar cubiertas. Pero tenemos que depositar toda nuestra confianza en que Dios cuidará de nosotras, nos suplirá todo lo necesario e impulsará nuestra fe para que todo llegue en el tiempo correcto.

Dios nos define como Sus hijas y nos da el valor que merecemos. Recordemos todo lo que tenemos en Cristo, lo que somos y lo que podemos lograr si nos mantenemos aferradas a Él y a Sus propósitos. «Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?» (Mateo 6:26, RVR 1960).

¡Dios nos tiene en cuenta y nos ha dado el verdadero valor!

Autora: Ruth Castro

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

Cualquier persona que se aliste para competir en una carrera lo hace con el propósito de llegar a la meta. Sabe que conquistará el...

Artículos

Este nuevo año trae muchos desafíos y se necesita -desde mi punto de vista- algunas características que nos ayuden a caminar por estos 12...

Artículos

Una de las sagas de ciencia ficción mas populares es Matrix. La misma fue escrita por los hermanos Wachowski y protagonizada por Keanu Reeves,...

Cine & Series

En la pasada entrega de los premios Globos de Oro, la reconocida actriz Angela Bassett reconoció y le dio la gloria a Dios luego...