Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

¿Qué hago cuando me abandona la motivación? Te damos algunos tips

¿Te pasó alguna vez de sentirte desganado o sin motivación frente a algo que antes disfrutabas? A mí también, así que a continuación quiero darte alguno tips de como logro resolverlo. Espero que te ayude, y en los comentarios puedes sumar ideas para motivarnos entre todos.

1) Organízate. Dale prioridad a las cosas que realmente son importantes. Anota todas las ideas con fecha. Lo que hoy no funciona o no sirve puede ser muy original en algún otro momento o en otro contexto o lugar.

2) El presente. Piensa en tu presente, por algo se llama así… ¡es un regalo! ¿A quién no le gusta recibir y disfrutar regalos? No postergues cosas que puedes hacer hoy, no quiero sonar fatalista pero el mañana no está garantizado.

3) Habilidades. Si tienes que ir despacio, ve despacio pero no te detengas… todos los días haz algo de eso que te gusta, de eso en lo que Dios te quiere. Si todavía no sabes bien qué es, pregúntaselo a Dios, tienes línea directa. Ponte a disposición. Pregúntate: ¿En qué soy bueno? ¿Cómo puedo utilizar esa habilidad que Dios me dio para Él?

¿No se te ocurre? Piensa, imagina, googlea, investiga, pregunta, intenta, haz, equivócate. Esperar no significa estar quieto. Incluso cuando estas esperando estás haciendo algo.

4) Un mentor. Busca gente que te motive, que te anime, que te ayude… ya hay demasiadas personas que tiran hacia atrás. En esas no te enfoques. Si no suman que no resten (no lo dice la Biblia, pero me encanta esa frase). Veras como de a poquito te vas acercando. No olvides que Dios respalda a quien tiene un corazón dispuesto.

5) Vuelve a empezar. ¿Parece una locura? ¡Bienvenido! ¿Ya lo has intentado y no funciona? Vuelve a empezar. Fíjate que puedes mejorar, en que fallaste la última vez… y reinténtalo.

6) Dirección. ¿Dudas que sea el camino? Habla con Dios, línea directa los 365 días del año, las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Recalcula, pídele que te direccione. Estoy segura que no tiene ningún problema en hacerlo.

7) Descanso. ¿Estás cansado, desanimado, quieres abandonar? A veces, tomar un tiempo no viene mal, pero vuelve y vuelve por más, vuelve con todo. Despeja la mente, charla con gente que te haga bien, lee la Biblia, escucha música, si puedes viaja… pero vuelve.

8) Propósito. No pierdas tiempo. Organízate. Equilibra las cosas en su justa medida. No te excedas en distracciones. No pierdas de vista el objetivo. Estas acá con un propósito, aprovecha cada segundo. No se trata de mi ni de ti. Se trata de Dios. Dios nos concede más días de misericordia y vida, y eso es porque todavía hay un propósito por cumplir… ¿qué vas a hacer con eso?

«Escucha lo que te mando: Esfuérzate y sé valiente. No temas ni desmayes, que yo soy el Señor tu Dios, y estaré contigo por dondequiera que vayas» (Josué 1:9).

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

Seguramente, en algún momento de este día nos hemos detenido para vernos en un espejo. Esto es algo que hacemos de forma muy natural...

Artículos

En este último tiempo, en la congregación a la que asisto se estuvo hablando sobre la autenticidad de los hijos de Dios. Así, que,...

Artículos

El Evangelio de San Juan 20:7 nos dice que luego de su muerte, a Jesús le fue colocado un sudario en su rostro, pero...

Artículos

La historia de Walter White, el personaje principal de la reconocida serie Breaking Bad, es un viaje repleto de emociones y contrastes morales, una...