Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

Suicidio, ¿Una Salida Fácil?

Young man sitting looking upset

Ante los problemas tan grandes que existen hoy en día, la crisis parece golpear muy duro a nuestra sociedad; muchos sueños derrumbados o pérdidas dolorosas pueden ser causantes de profundas depresiones, así como también lo puede ser una relación familiar por una pésima convivencia. Todo esto puede lograr que hasta las personas más afortunadas, exitosas y aparentemente felices, vean como todo se puede ir al suelo y que al final pude causar un desenlace fatal.

Es muy triste ver como una vida se esfuma de esa forma, el suicidio es algo muy grave y extremo, incluso muchos lo pueden llegar a ver como una falsa forma de terminar sus problemas o la solución más cobarde. Pero las estadísticas son escalofriantes según la OMS:

«Anualmente, cerca de 800.000 personas se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo. Cada suicidio es una tragedia que afecta a familias, comunidades y países y tiene efectos duraderos para los allegados del suicida. El suicidio se puede producir a cualquier edad, y en 2016 fue la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años en todo el mundo».

Esto nos hace pensar que muchas personas tienen profundos vacíos que necesitan de Dios, y es en este momento donde debemos ser esa respuesta: no con religión, no como jueces ni como mercaderes. Debemos llegar con una palabra de aliento sacada desde el fondo de nuestro corazón llena de amor, con soluciones reales, con un abrazo y una compañía constante, como si fuera el mismo Jesús cerca a ellos.

Que al final de nuestras vidas —que es corta y pasajera— podamos haber dejado algo en la vida de alguien de forma positiva; algo como el mensaje de amor y compasión que Jesús nos enseñó.

Si de pronto, querido lector, eres una de esas personas que necesita una respuesta, estás con un gran lío y piensas en algo irreversible como la muerte, recuerda que no estás solo, que no hay problema más grande que la propia vida; que más allá de esa oscuridad, hay una respuesta que está a la puerta de tu corazón, golpeando para poder entrar y ayudarte, ¡ese es Dios! Lee: Filipenses 4: 6-7 TLA.

Si necesitas hablar con alguien, puedes contactarnos a través de nuestras redes sociales. Y te compartimos este par de canciones.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

Imagina que un día te llaman para decirte que heredaste campo, un gran campo que ahora te pertenece. ¡Wow, felicitaciones! Te pones triste por...

Artículos

Bueno, creo que todos lo hemos sentido en algún momento. Hay diferentes clases de intimidación: psicológica, virtual, sexual, física, pública, entre muchas más. Esto...

Opinión

Durante los últimos años, la iglesia evangélica latinoamericana ha jugado un papel más preponderante en temas sensibles para la sociedad, como lo son el...

Artículos

Al levantarnos cuando ponemos nuestros pies sobre el suelo, ¿somos conscientes que el vivir un nuevo día es un regalo? O a leer esto...