Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

El Movimiento de Alabanza y Adoración Contemporánea: La Historia

¿Te pregustaste alguna vez qué es la adoración? Tal vez pienses que es cantar canciones durante las reuniones dominicales de la iglesia, pero no. La adoración es mucho más que eso. En cuanto a la terminología, la palabra «adoración» proviene del latín, y connota: «acciones que están motivadas por una actitud de reverencia y honra. Así mismo, describe el valor de una persona, refiriéndose específicamente a lo divino». ¿Pero que nos dice la biblia en cuanto a esta expresión?

  • Fuimos creados para adorar a Dios. «Para gloria mía los he creado, los formé y los hice»  ̶  Isaías 43:7 (RV).
  • Acalla la voz del enemigo. «De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, a causa de tus enemigos, para hacer callar al enemigo y al vengativo»  ̶  Salmo 8:2 (RV).
  • Adorarle, aún en momentos de dificultad. «¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!»  ̶  Salmos 42:11 (NVI).
  • Adorarle con un corazón correcto, lleno de su palabra. «Te alabaré con integridad de corazón, cuando aprenda tus justos juicios»  ̶  Salmo 119:7-8 (NVI).
  • Nuestra adoración a Dios se expresa en todo lo que hacemos. «En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios»  ̶  1° de Corintios 10:31 (NVI).

Cómo comenzó todo

Cada generación ha estado acompañada de himnos de alabanza y adoración. Por ejemplo, en 1519 Martín Lutero compuso «A Mighty Fortress Is Our God», un himno que acompañó su lucha por la reforma protestante. También, en 1779, John Newton escribiría «Amazing Grace» (Sublime Gracia), un himno que tuvo gran repercusión en el Segundo Gran Avivamiento de los Estados Unidos, liderado por Charles Finney. Y así mismo, en 1885, Carl Gustav Boberg daría vida a «How Great Thou Art» (Cuán Grande Es Él), himno que se popularizó desde mediados del siglo veinte gracias a las cruzadas del evangelista Billy Graham.

Ahora, al hablar de alabanza y adoración contemporánea, tenemos que trasladarnos a finales de la década de los 80’s y comienzos de los 90’s. En 1988, Rich Mullins, un cantautor de Illinois, Estados Unidos, lanzaría «Awesome God», un sencillo que desde su entrada a la radio tendría un éxito considerable, alcanzando el #1, y llegando rápidamente a las iglesias de todo el mundo. La canción, que en 2006 fue catalogada como la más representativa de la música cristiana (según CCM Magazine), marcó un punto de partida para lo que sería la alabanza y la adoración contemporánea como género musical.

Sin embargo, el álbum que impulsaría y marcaría las pautas de este movimiento sería Cutting Edge de Delirious?, un proyecto publicado inicialmente en 4 cassettes por separado, entre 1993 y 1995, y que surgiría a raíz de un avivamiento juvenil que tuvo lugar en Littlehampton, West Sussex.

 

La emoción y la esencia de lo que fue la performance de la banda durante los eventos realizados por su iglesia natal en aquel entonces, quedó registrada en un disco en vivo titulado Live and in the Can, el cual se publicó en 1996, e incluyó varias de las canciones de Cutting Edge.

Uno de los primeros artistas que notaría la importancia del proyecto sería Matt Redman, artista originario de Watford, Inglaterra, quién a finales de los noventas incursionaría en la adoración moderna con canciones como: «Better Is One Day» y «The Heart of Worship». Esta última, interpretada junto a Martin Smith (vocalista de Delirious?), con quien Redman forjaría una gran amistad a lo largo de los años.

El sonido fresco de alabanza y adoración proveniente del Reino Unido no tardaría en llegar a lugares tan lejanos como Australia, país que vio nacer a un ministerio carismático llamado Hillsong, la iglesia dirigida por Brian Houston y fue fundada en 1983. Si bien desde aquella década ya contaban con su propio grupo de alabanza denominado Hillsong Live (Hillsong Worship desde 2014), no fue hasta finales de los noventas que, con la conformación de Hillsong United, la iglesia australiana experimentaría una revolución musical.

Sin duda, la llegada de Cutting Edge había creado un gran impacto en este ministerio, al punto de que «Did You Feel the Mountains Tremble?» se convirtió en la canción principal de su campamento juvenil de 1998.

Al respecto, Phill Doley (pastor de jóvenes de Hillsong), comentó: «Hay un disco de Delirious? que amo, que se llama Live and in the Can. Al escucharlo una y otra vez algo en mi espíritu sucede. Recuerdo que hubo un tiempo en el que toqué para el grupo de jóvenes, y pensé ‘debemos hacer algo con las canciones de este disco’. Entonces les dije a los chicos de United: ‘tenemos tres canciones que debemos tocar esta noche en el SuperCamp’, y recuerdo que eran «I Found Jesus», «Did You Feel the Mountains Tremble» y «I’m Not Ashamed», ellos empezaron a tocar estos temas y el lugar se estremeció de una forma impresionante».

Advertisement. Scroll to continue reading.

Para Hillsong, el Supercamp de 1998 fue un antes y un después para su ministerio juvenil. A partir de allí, la banda empezaría a construir las bases de un éxito global que se consolidaría años más tarde con discos como More than Life (2003), Look to You (2005) y United We Stand (2006).

 

Las voces del nuevo movimiento

Durante este período, varios grupos y artistas de alabanza y adoración surgieron, y unos cuantos consagrados empezaron a inclinarse hacia esta movida. Este fue el caso de Michael W. Smith, quién después de dos décadas de haber lanzado proyectos de rock y pop, tuvo que reinventarse a comienzos del milenio para seguir vigente en el mainstream gospel. Es por eso que el 11 de septiembre de 2001 lanza Worship, su primer proyecto de alabanza y adoración. El disco incluyó «Above All», una canción que el artista de Nashville interpretó durante la inauguración del servicio nacional de oración, organizado por el presidente George W. Bush ese mismo año.

Ya en los Estados Unidos, la adoración moderna empezaba a globalizarse. Para comienzos de los 2000 el movimiento ya contaba con un gran número de ministerios musicales en sus filas, los cuales años más tarde harían parte importante de la radio.

Uno de los artistas que más contribuiría a ello sería Chris Tomlin, quien desde su union a Sixsteps Records, ha posicionado 9 sencillos, incluyendo «How Great Is Our God», «Good Good Father» y «Our God» en el #1 de Mejores Canciones Cristianas de Billboard. Tomlin también ha sido pieza fundamental de Passion, con quienes ha trabajado desde finales de los noventas aportando varias de sus canciones al catálogo musical de la banda.

Al hablar de Passion, hay que destacar el trabajo colaborativo que han impulsado a lo largo de su trayectoria. Por un lado Matt Redman y David Crowder  colaborando desde finales de los noventas, y por el otro Jason Ingram, Reuben Morgan y Tim Hughes haciendo lo mismo desde mediados de los 2000.

Esta fórmula la han replicado otros grupos de adoración en los últimos años, como es el caso de Bethel Music, trabajando con artistas como Kari Jobe, Phil Wickham y Daniel Bashta.

También Elevation Worship, quienes después de componer canciones como «O Come To The Altar» y «Here As In Heaven», se unieron junto Matt Redman para escribir la que puede ser la canción de adoración moderna más exitosa de la última década, «Do It Again». El tema publicado, como sencillo el 23 de febrero de 2018, alcanzó el #6 del listado principal de Canciones Cristianas de Billboard, permaneciendo allí durante 33 semanas. Adicionalmente, su versión en español «Lo Harás Otra Vez», ya supera los 150 millones de visitas en Youtube.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este trabajo colaborativo también ha permitido que artistas de otros géneros contribuyan al movimiento, agregándole otro tipo de ingredientes al sonido de la adoración.

Por ejemplo, en 2011, Worship Central decidió romper los esquemas y escribió «Spirit Break Out», un tema de adoración que incluyo elementos de rap. Éste sería la primera de canciones que el grupo británico lanzaría bajo esta línea. En el caso de Elevation Worship tampoco se han limitado, y exploraron tendencias como el soul, el rock y el gospel, algo que se puede apreciar en su proyecto de 2020 Graves Into Gardens.

Los sonidos de la adoración a través de los años

Y es que al hablar del sonido propio de la alabanza y la adoración no es difícil identificar como ha tenido variaciones a lo largo de los años. Por ejemplo, en las décadas de los 70s y 80s el movimiento fue influenciado por la música folk, mientras que en los 90s y 2000s, el rock y el pop hicieron parte importante del género. Ya en esta década, las bandas de adoración empezaron a incluir elementos de música electrónica, como es el caso de Hillsong Young & Free, quienes desde su debut en 2010, se han caracterizado por crear sonidos a partir del electro-pop, el dance-pop y el EDM.

Si bien Latinoamérica ha contado con una cultura propia de adoración desde hace mas de 30 años, los congresos sirvieron como plataforma para que el sonido de la adoración moderna llegara a la región. Uno de los eventos que contribuyó a ello, fue la Convención de Jóvenes G12, el cual contó en 2005 con la participación de Hillsong United, y en 2006 con la presentación de Delirious?.

La pasión con la que los jóvenes interpretaban las canciones, genero tal impacto en el grupo australiano que decidieron editar un disco en español en 2006 bajo el nombre de Unidos Permanecemos. El proyecto marcó la entrada de la banda al mercado latino, lo cual se consolido con una gira mundial que realizaron entre 2006 y 2007, y que paso por Argentina, Brasil y Paraguay.

Al referirse a la esencia de la alabanza y la adoración, los artistas más representativos del movimiento han comentado: «Hacemos lo que hacemos, y damos todo, lo mejor de nuestra creativa, lo mejor que tenemos en nuestras manos, con el fin de demostrarle a Dios que lo amamos. Eso es adoración para mí», dice Joel Houston de Hillsong.

Martin Smith, un referente del movimiento, dice: «Nosotros no somos cantantes, somos profetas que declaramos la verdad». Marcos Witt, quién trajo un sonido moderno a la música latina, declara: «La adoración mueve el corazón de Dios, no por la calidad de nuestra voz, sino por la condición de nuestro corazón». «Adoración es decir a Dios: ‘gracias’. Y darle todo a Él, porque Él lo dio todo», comenta J.D. de Hillsong United.

Finalmente hay que decir que, si bien las canciones son un medio para exaltar el nombre de Dios, el nivel más alto de adoración siempre será la obediencia: «Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros»  ̶  1° Samuel 15:22.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Comparte en tus redes

Puedes ver también

Mundo Anglo

Un día como hoy, pero del año 2000, Delirious? lanzaba Glo, su cuarto proyecto de estudio y el segundo de alabanza y adoración de...

Mundo Anglo

Los tiempos han cambiado y el sonido que antes parecía pertenecer solo a los servicios dominicales, se ha convertido hoy en uno de los...

Reseñas

A comienzos de 2001 Delirious? se encontraba en el estudio junto al productor Chuck Zwicky ultimando detalles de lo que sería su quinto álbum...

Mundo Anglo

La líder de adoración y reconocida cantante Kari Jobe, acaba de lanzar un EP con múltiples versiones de la popular canción «The Blessing«, que...