Connect with us

Hi, what are you looking for?

Espiritual

¿Por qué son tan necesarios los procesos en nuestra vida?

Cuando recurrimos al diccionario, la palabra «proceso» significa: «Procesamiento o conjunto de operaciones a que se somete una cosa para elaborarla o transformarla«, y tranquilamente podemos pensar en cuando se está elaborando una espada, que tiene que pasar por altas temperaturas, ser modelada por un martillo enorme, llevarla a un enfriamiento, y todo para que el metal se perfeccione con el fin de mejorar sus propiedades físicas y mecánicas.

Entonces, desde ya tenemos en cuenta que cuando una persona pasa por un proceso, pasa por una etapa de transformación para su perfeccionamiento. Ahora, ese tipo de transformación no suele ser algo que nos agrade, ¿A quién le gusta ser procesado? ¿A quién le gusta tener que pasar por caminos difíciles? La respuesta es sencilla: a nadie. Pero ahora veremos la importancia del mismo:

1. Los procesos y las victorias vienen de la mano

Es normal escuchar mucho en las iglesias la frase: «Los hijos de Dios vamos de gloria en gloria, y de victoria en victoria». ¡Y está bien! porque en Cristo tenemos la victoria, pero para llegar a esa gloria y a esa victoria, tenemos que ir de proceso en proceso, de perfeccionamiento en perfeccionamiento. No podemos obtener la victoria sobre algo, si no pasamos por un proceso antes.

Dios nos quiere llevar a lugares más altos, a responsabilidades más importantes, pero si no tenemos preparación para eso, ¿Cómo vamos a poder hacerlo? Es como si me postulara para un trabajo en el cual necesito saber usar Excel, Word y PowerPoint, y tan solo tengo conocimiento en Paint. No sabría cómo manejarlo. Lo mismo pasa en la vida, tengo que perfeccionarme para Él me use, sabiendo que aún en nuestras debilidades, Él nos perfecciona igual.

«Pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo» – 2° Corintios 12:9 NVI.

2. Así como hay propósitos especiales para cada uno, hay procesos esenciales

Todos tenemos propósito, a veces se nos revela a través de la palabra, de nuestros líderes, de profetas, o el mismo Dios nos habla. Pero así como hay propósito escrito antes de que naciéramos, también hay procesos por los cuales sí o sí debemos pasar.

En el libro de Mateo capítulo 2, podemos leer cómo Dios advierte a José de un gran peligro, estaban buscando a su familia para matarla, pero ellos deciden obedecer a Dios y hacer que se cumpliera lo que dijo el Profeta Isaías: «De Egipto llamé a mi hijo» (Mateo 2:15). Y con esto se cumplió lo dicho por los profetas: «Lo llamarán nazareno» en Mateo 2:23.

Imagínate estar en el hospital cuidando de tu hijo recién nacido, y de repente saber que están buscando a tu familia y sobre todo a tu hijo para matarlo, sinceramente eso es algo a lo que yo llamaría proceso, pero que tuvo que pasar así para que se cumpliera lo que dijo el profeta Isaías.

3. Dios nos acompaña en los procesos

Cuando leemos la historia de José en el libro de Génesis (a partir del capítulo 37) podemos ver que Dios estaba con él a pesar de lo que estaba pasando: «Ahora bien, el Señor estaba con José y las cosas le salían muy bien. Mientras José vivía en la casa de su patrón egipcio, este se dio cuenta de que el Señor estaba con José y lo hacía prosperar en todo». (Génesis 39:2-3).

Advertisement. Scroll to continue reading.

Cuando Dios nos quiere posicionar en el lugar correcto, pasamos por los procesos necesarios para perfeccionarnos para lo que Él quiere. Dios nos da la estrategia y la sabiduría, si se lo pedimos, así como hizo la Reina Ester (Ester 4:7-17) que se puso en ayuno y oración para obtener la estrategia correcta para salvar al pueblo judío.

Así que, te aliento a comenzar una vida en el Espíritu, y a ser una persona que entiende que los procesos son necesarios, y como dice la Biblia, hay que contentarnos en todo tiempo. Aunque pensemos que todo se ve mal, Dios tiene un propósito con nosotros, y no va a dejar que sus hijos perezcan. Él nos sustenta y nos guarda.

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

Todos podemos coincidir en que algunos aromas son imposibles de confundir. Uno de ellos es el olor a «tierra mojada», que para muchos es...

Artículos

Continuando con la lectura del artículo anterior, seguiremos examinando las razones por el cual el Imperio Mongol fracasó su meta más importante: La conquista...

Artículos

Cuando hablamos de unidad, de ser un equipo o una corporación, solo pensamos en un grupo de personas que trabajan juntas para un fin....

Artículos

Hace unos días atrás, estaba hablando con un amigo acerca de cómo nos sentíamos durante estos días de cuarentena. Y coincidimos que no estábamos...