Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mundo Anglo

Britpop: Las mejores bandas cristianas a 30 años del nacimiento del género

En 1997, el rock vio desaparecer al que -hasta ese entonces- había sido su gran representante dentro de la industria musical y el cual le permitió tener cinco años más de vida dentro de la cultura pop: el Britpop. El movimiento, que cumple 30 años de su surgimiento, estuvo marcado por la delicadeza de su sonido, la simplicidad de las canciones y la aparición de bandas influidas por grupos de la década de los ’60, como The Beatles The Kinks.

Fue increíblemente popular durante los años 1994 y 1996, en parte gracias al éxito de bandas como Blur Oasis, quienes lograron posicionar el movimiento llevándolo a una escala global.

Los orígenes del subgénero alternativo se remiten a comienzos de los ’90, cuando un puñado de bandas disidentes de Manchester crean una propuesta innovadora a partir del groove y el alternative dance, llamado Madchester. Dos bandas fueron las que dieron luces a esta propuesta, que años más tarde se transformaría en Britpop, The Smiths y The Stone Roses. Ambos grupos se forjaron en la independencia y en medio de una industria dominada por artistas pop como Tina Turner y Paul Young.

Para 1993, esta nueva corriente musical empieza a llegar a oídos de medios de comunicación como el New Musical Express (NME), quienes se dieron cuenta de que algo estaba pasando en el ambiente de escena musical británica, por lo que decidieron hacer una promoción más agresiva del nuevo movimiento, impulsando a nuevas bandas como Suede, quienes para muchos críticos es considerada una de las primera bandas con sonido Britpop.

En aquel entonces, la fuerza musical dominante era la invasión grunge de Estados Unidos. Sin embargo, tras la desaparición de Nirvana en 1994, el Britpop vio la oportunidad perfecta para abanderar el rock y así lo hizo. Álbumes como Parklife de Blur y What’s the Story (Morning Glory) de Oasis ayudaron a crecer el movimiento llevándolo a estar en la mirada de los principales medios especializados, quiénes no dudaron en crear también una rivalidad entre ambos grupos.

La supremacía del Britpop duraría hasta 1997, año en el que varios de los grupos insignia del movimiento decidieron abrirse a otras propuestas alternativas y otros simplemente no lograron emular sus anteriores éxitos.

No se puede negar que el Britpop fue el último gran golpe sobre la mesa que tuvo el rock. Su influencia fue tal que logró filtrarse en la industria cristiana del Reino Unido con un puñado de bandas; si bien no tuvieron el alcance de sus contemporáneos seculares, sí mostraron una alternativa a un público acostumbrado a la adoración tradicional.

El Britpop llega al mercado cristiano

La primera banda cristiana que surgió bajo una influencia directa del Britpop fueron los Dissident Prophet, una agrupación de Birmingham que debutó en 1996 con un disco titulado We’re Not Grasshoppersy el cual incluyó el que puede ser hasta la fecha el tema más relevante del historial del grupo, «Unconditional Love».

Durante ese período, Delirious?, la extinta  banda de West Sussex, ya venía ganando adeptos dentro y fuera de Inglaterra con su proyecto debut de alabanza y adoración, Cutting Edge. Con este álbum no sólo lograron crear un movimiento global, que años más tarde liderarían grupos como Hillsong, Passion y Elevation Worship, sino que también convencerían a un grupo de seguidores de apoyarlos en su intento de ingresar a los mercados principales.

Tres fueron los intentos de Delirious? de ingresar a la corriente principal, con King of Fools (1997), Mezzamorphis (1999) y Audio Lessononer? (2001), discos que incluyeron canciones como «Deeper» e «It’s OK», las cuales si bien estuvieron dentro del Top 20 británico, no contaron con la difusión suficiente para convertirse en éxitos.

Para 2003, los de West Sussex decidieron hacerse a un lado en su intento de alcanzar el mercado premier de la música y decidieron dar paso a grupos como Athlete, quienes sí tuvieron recepción por parte de la radio. Su éxito prominente fue sin duda «Wires», una canción publicada como sencillo en 2005 la cual alcanzo el puesto #4 en el Reino Unido.

Desde entonces, la música cristiana vio pasar varios grupos influenciados por el Britpop, que si bien mostraron propuestas atractivas, no contaron con un peso significativo dentro de la misma industria o fuera de ella. En todo caso, es indudable que el sonido del britpop pudo llegar hasta donde se lo propuso y aún hoy sigue dejando sus rastros en muchas bandas independientes que se niegan a dejarlo morir.

Hoy, a tres décadas de su nacimiento, queremos conmemorar dicho movimiento presentándote una playlist con las bandas cristianas del Reino Unido que mostraron una clara influencia del sonido Britpop. También puedes reproducirla haciendo clic aquí.

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

Hoy quiero contarte una historia, la historia de la vida de Horatio Spaffor, un abogado a quien lo rodearon las tragedias. Quien, en medio...

Listados

Cada semana te traemos los lanzamientos más destacados de la música cristiana, más allá del estilo y del idioma, solo música que busque bendecir....

Mundo Anglo

Hay dos formas de enfrentarnos a la prueba, permitir el desánimo o alabar a Dios en medio de ella. Para Martin Smith, la mejor...

Mundo Anglo

Tal vez no lo sepas, pero a comienzos de los noventas, una banda de Arkansas, Estados Unidos, se atrevió a desafiar el metal cristiano...