Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

¡Con música puedo aprender!

La música ha sido mi fiel compañera desde que tengo memoria, me ha acompañado en cada momento haciendo de cada experiencia una fabulosa escena con su propia banda sonora. Incluso recuerdo las innumerables veces en las que en mi rol de estudiante de primaria me salvó, por ejemplo, esa vez en que frustrada por no poder memorizar la tabla del 7 la convertí en canción y que hasta el día de hoy recuerdo. A mi memoria vienen las ocasiones en las que el cansancio me impedía seguir estudiando y mis papás, con tanto amor, me adecuaban un espacio ideal con música suave para que llevara a termino mis tareas. Es por eso, que ahora como mamá y en mi ejercicio docente puedo entender el valor de la música en la vida de los niños. 

En la infancia, es determinante lo que hacemos para buscar el adecuado desarrollo mental, físico y espiritual de los niños, por esto es importante generar los ambientes y estímulos apropiados para que cada aprendizaje que se les presente tenga un resultado práctico y perdurable.

La música no solamente nos ofrece la creación de ambientes ideales para la enseñanza, sino que también está generando un importante estímulo en los hemisferios cerebrales contribuyendo a la generación de un dinámico equilibrio entre ambos.

Entrando al terreno de lo práctico, la música es un poderoso vehículo que nos permite llevar a los niños al conocimiento, propio y del entorno; porque podemos optimizar los espacios en los que se busca: actividad física, procesos mentales y espiritualidad.

1. Actividad física: La memorización y ejecución de rondas les permiten mejorar la comunicación, el ritmo y la atención. Si queremos estimular la habilidad motora y tener a los niños en modo alerta optamos por hacer ejercicio con música ya que esto reduce la sensación de esfuerzo y libera serotonina, que es un neurotransmisor que influye en el estado de ánimo. Aquí les dejo el enlace a una lista de reproducción personal que tiene canciones útiles para estimular activamente el lenguaje y el movimiento.

2. Procesos mentales: Para disminuir la tensión muscular, manejar momentos de frustración, motivar la concentración y creatividad en entornos de aprendizaje, inducir a momentos de descanso y de sueño, también para propiciar espacios de juego tranquilo en lugares cerrados; podemos usar música instrumental y de compases lentos. Aquí la lista de reproducción que nos puede ayudar con esto.

3. Espiritualidad: Por último, y más importante; la música puede ser un puente entre los niños y la comunión con Dios, no solo porque genera una atmósfera devocional, sino que sus letras contienen enseñanzas profundas y valiosas que son una semilla que a través del tiempo germinará y dará fruto. En esta lista de reproducción dejo algunas canciones que podrían ser útiles para este objetivo.

En conclusión, gracias a la música tenemos un abanico de posibilidades para llevar toda una experiencia sensorial y constructiva a nuestros pequeños. Por mi parte puedo decir que la música me ha llevado a experimentar los mejores momentos de mi vida. Entonces, let’s rock!

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Mundo Anglo

¿Koryn Hawthorne? Quizás no distingas su nombre, pero en 2 años de trayectoria esta artista de Louisiana ya ha ganado un premio Billboard, y...

Mundo Latino

Una de las bandas más importantes de rock cristiano está preparando su próximo álbum. Hace un año que se conoce que el nuevo proyecto...

Cine & Series

Esa es la cantidad de tiempo que ha transcurrido desde que dos adolescentes hicieron el viaje de sus vidas y tocaron rock and roll...

Artículos

Si te gusta el rock en inglés, seguramente habrás escuchado en alguna oportunidad a Fireflight, una banda que está cumpliendo 20 años en la...