Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

El aroma de lo que vendrá

Todos podemos coincidir en que algunos aromas son imposibles de confundir. Uno de ellos es el olor a «tierra mojada», que para muchos es placentero, para algunos es relajante y a otros les trae recuerdos de su infancia.

Según Wikipedia este fenómeno tiene nombre y apellido, la ciencia lo llama petricor. Este es el nombre dado al olor que se produce al caer la lluvia en los suelos secos, equivalente al popular tierra mojada, es el distintivo aroma que acompaña la primera lluvia tras un largo periodo de sequía.

Qué duros y extensos suelen ser los periodos de sequía, ¿verdad? En tiempos de sequía no se puede plantar nada porque todo muere, en tiempos de sequía nada crece. Las puertas se cierran, se pierden las esperanzas y el clima que se vive es sumamente hostil, triste…

No hay algo más crítico que atravesar un desierto en nuestra vida. El mismo nos quita la oportunidad de ver más allá, un desierto árido, el cual nos quita la visión de la dirección en que caminábamos. Para algunos este proceso puede ser perder un ser querido, no poder conseguir un empleo, ver los sueños morir sin hacer nada, no alcanzar las metas que algún día se proyectaron.

Me animo a pensar que si estás leyendo ésto, dices: «sí, éste soy yo, viviendo desiertos en mí vida». Pero tranquilo, también pasé por allí y sentí lo mismo que tú, hasta que pude sentir el olor a tierra mojada, señal de que se aproxima la lluvia tan deseada.

En Isaías 43:19 Dios nos dice: «Yo voy a hacer algo nuevo y verás que ahora mismo va a aparecer. Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra árida y estéril».

Así también, nos recuerda en Joél 2:23 que debemos alegrarnos y regocijarnos en el Señor: «porque les ha dado la lluvia primera en su justa medida. También hará descender sobre ustedes la lluvia temprana y la tardía, como antes«.

Esta promesa viene con aroma a petricor, a esperanza. La lluvia está cerca, todo cambiará, y dónde todo lo que hacías moría, ahora crecerá y dará fruto. Los vientos están cambiando, el clima se vuelve a tu favor, y lo imposible se te hará común. Siento en mi ser el olor a tierra mojada, en este 2021 la lluvia de bendiciones de Dios está muy cerca.

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Espiritual

Cuando recurrimos al diccionario, la palabra «proceso» significa: «Procesamiento o conjunto de operaciones a que se somete una cosa para elaborarla o transformarla«, y...