Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

Es Más Fácil Creer Que Leer

Hoy en día, mucha gente sigue a través de las redes sociales a los portales de noticias, que al instante, informan sobre todo lo que pasa en el mundo. Los medios de comunicación tienen un gran poder en sus manos, con tan solo un titular pueden hacer que te emociones, te enojes o te sorprendas. Estos tienen sus propios intereses, y de acuerdo a ellos, perfilan cada una de sus noticias. Y cuando lo desean, usan un arma poderosa: la manipulación.

Pero hay personas que solos se quedan eso, con los titulares, ni siquiera se molestan en hacer clic y entrar a ver qué dice realmente la noticia, y menos en preguntarse si eso es verdad. ¿Por qué? Porque es más fácil compartir que tomarse el trabajo de verificar si eso es verdad. Es más fácil creer que leer.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Adolf Hitler tenía una «aparato de propaganda», que consistía en los Volksempfänger (en alemán, literalmente «receptor del pueblo»), una serie de receptores de radio desarrollados a petición del jefe de propaganda, Joseph Goebbels.

Todos esos receptores fueron diseñados para captar solamente emisoras de radio locales, para asegurar que se pudieran oír fácilmente las emisiones de propaganda nazi, y no otros medios de comunicación, como la BBC, por ejemplo.

Claro, estamos hablando de tiempos de guerra, donde los nazis tenían el control absoluto de la información y solo anunciaban lo que querían que el pueblo supiera. ¿Pero acaso eso no sigue pasando hoy? Aunque vivimos en países en democracia, con acceso a internet y las redes sociales, los líderes de turno también usan los medios nacionales como aparato de propaganda, y las redes sociales están censurando la opinión de quienes no piensan como los CEOs que las dirigen. Entonces, la libertad de expresión muchas veces es coartada.

Cuando hablo con mi madre sobre las redes sociales, le digo: «cree la mitad de lo que lees», porque la desinformación abunda y tan solo por compartir, estás dándole crédito a lo que los medios dicen.

En Mateo 16:13-17 hay una historia que nos mostrará cómo Jesús lidiaba con las fake news: «Jesús preguntó a sus discípulos: ‘¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?’. Ellos dijeron: ‘Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, que es Elías; y otros, que es Jeremías o alguno de los profetas’. Él les preguntó: ‘Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?’.  Simón Pedro respondió: ‘¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!’.  Entonces Jesús le dijo: ‘Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en los cielos’».

Jesús la tenía clara, le estaba mostrando a sus discípulos que no tenían que dejarse llevar por los rumores, sino que para saber la verdad, tenían que ir a la fuente.  Así como cuando hacemos el devocional, nos detenemos a analizar el pasaje, debemos hacer lo mismo con las noticias.

Sé inteligente. Lee, infórmate, pero también piensa, y busca siempre la verdad, por más que no te guste lo que encuentres. Y si no estás de acuerdo con lo que digo, puedo vivir con eso; pero haz tu propio análisis de la realidad, siempre basada en la Palabra.

«Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres»Juan 8:31.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Comparte en tus redes

Puedes ver también

Cine & Series

Esta producción original de Netflix explica integralmente todo lo que está mal con los gigantes del Social Media. Todo contado por personas que una...

Opinión

Durante los últimos años, la iglesia evangélica latinoamericana ha jugado un papel más preponderante en temas sensibles para la sociedad, como lo son el...

Artículos

¿Qué pasaría si nuestra vida fuera valorada por los demás en una escala de 1 a 5? ¿Cambiaría nuestro comportamiento con tal de ser...

Libros

La Iglesia de Cristo enfrenta un gran desafío: adaptarse para crecer y acompañar a millones de personas en todo el mundo, y una de...