Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

John Cooper: Armado con la verdad, la gracia y una columna vertebral

Parece innegable que en todo el mundo estemos atravesando una crisis filosófica de proporciones que cambian la cultura. Este es un momento de caos, ira, crueldad y confusión. Aquí en Estados Unidos, muy rara vez nos vemos cara a cara, y cada elección independiente que hacemos nos coloca en un equipo que se enfrenta al «otro equipo» en un juego de política y moralidad de suma cero. Irónicamente, hay algo en lo que los estadounidenses parecen estar de acuerdo: queremos justicia.

He visto más pancartas, sermones, marchas y llamados por justicia en los últimos años que todas las otras décadas de mi vida juntas. Digo que esto es irónico porque si bien estamos unidos en un deseo de justicia, esto resalta lo que más nos desune: cómo se define la justicia. Todos afirmamos querer lo que es correcto y justo, simplemente discrepamos vehementemente de lo que es eso.

Por ejemplo, ¿qué pasa si creo que la justicia está robando tu propiedad y crees que la justicia está quemando mi casa? O quizás la justicia es robar a los que tienen y dársela a los que no tienen. Eso es socialmente aceptable en estos días (incluso en algunas iglesias). ¿Qué pasa si creo que la justicia está protegiendo los derechos de los no nacidos mientras alguien más afirma que esas mismas protecciones son dañinas para las mujeres? Este debate sobre la justicia no es un desacuerdo menor, especialmente cuando aquellos que creen en la justicia bíblica histórica tienen la cabeza en la guillotina proverbial, mientras que los más ansiosos y mal equipados para impartir justicia están dispuestos, son capaces y se consideran dignos de bajar la espada.

Los cristianos tienen que pelear esta batalla en múltiples frentes. Primero, estamos luchando contra las ideologías mundanas (2° Corintios 10:5). No debemos esperar que el mundo reconozca la verdad de Cristo, por supuesto, pero el último giro es que el mundo no cree en absoluto en la existencia de la verdad. No hay verdad objetiva, absolutos, moralidad ni inmoralidad absoluta. Todo es relativo. Naturalmente, si toda la verdad es relativa, entonces es absurdo creer en la justicia objetiva. Entonces, la justicia debe definirse desde el yo, las tendencias de las masas o las voces más fuertes en las redes sociales.

En segundo lugar, los cristianos están librando una batalla desde adentro. El relativismo se ha convertido en un ariete contra el cristianismo histórico que ahora está siendo manejado no solo por el secularismo sino también por algunos seminarios, ministerios, pastores, la élite, «gente inteligente» con títulos bíblicos y muchas letras después de sus nombres, guerreros de la justicia social, influencers y artistas cristianos profesos de todo espectro y denominación.

No podemos escapar de la conmoción de Jueces 17:6, «En aquellos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía». La madre de Miqueas había tomado plata y «la dedicó al Señor» al contratar a un platero para que hiciera un ídolo (Jueces 17: 3). Dios había ordenado expresamente a su pueblo que no adorara un ídolo, pero Miqueas había establecido un santuario y dioses domésticos. ¿Por qué? Porque era «justo a sus propios ojos». La gente se involucró en la idolatría y la maldad, abandonando la adoración pura de Dios, basada en sus propios sentimientos, mientras ignoraba la santa ley de Dios. ¿Te suena familiar? Esto se está volviendo bastante normativo en la iglesia. Hoy en día, muchos de nosotros deseamos ser “seguidores” de Cristo siempre que Él nos permita liderar el camino, elegir nuestro propio destino y optar por no llevar equipaje pesado, especialmente la cruz.

Nota en este pasaje que la gente no pretendía ser malvada. No leemos que se propusieron negar a Dios, o que lo odiaron, o que deseaban enojarlo. Simplemente querían hacerlo a su manera con sus reglas, como diciendo: «Adoraré a Dios según mis reglas».

Quizás lo hicieron porque era popular, o quizás sus sentimientos guiaron el camino, o siguieron lo que era aceptable y por lo tanto no fueron cancelados por la sociedad. Pero en el proceso, abandonaron la forma pura de adoración que Dios les había revelado y la reemplazaron con una mezcla impía diseñada para satisfacer sus deseos.

Esto es similar a nuestro dilema actual en la iglesia. Los cristianos, desde todos los puntos de vista, cantan y predican «amor y justicia»; sin embargo, no estamos de acuerdo sobre quién puede definir esos términos. ¿Dejamos que Dios los defina, o simplemente hacemos lo que parece correcto a nuestros propios ojos? O peor aún, ¿permitimos que los humanistas ateos las definan por nosotros, y luego impongamos sus definiciones seculares en la Biblia para que finalmente torzamos las palabras de Jesús hasta que estén seguras para la aprobación de Twitter? Desafortunadamente, esta parece ser la tendencia actual.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Cómo podemos tener paz unos con otros? En mi opinión, debemos mantener dos principios en tensión: amar a los que no están de acuerdo con nosotros y nunca retroceder ni un centímetro cuando se trata de la verdad. Ni un solo centímetro. Nunca.

No es amor mentirle a la gente, ni es amor sentarse en silencio mientras aquellos a quienes amamos toman decisiones que traerán muerte y destrucción a sus vidas. La dificultad es aprender a perdonar y no pagar mal por mal. Ora por tus enemigos. Habla con humildad. ¡No es fácil! Nunca.

Por lo tanto, estemos armados con la verdad y la gracia, y una columna vertebral. Lo necesitaremos. Me estremezco al pensar en aquellos que pueden sentarse en los bancos de las iglesias sin llegar nunca al arrepentimiento y la fe en Cristo porque comprábamos la definición del mundo de ser «amorosos» y temíamos herir sus sentimientos. ¡Debemos proclamar al mundo de Cristo! Unámonos poniendo fin a hacer lo que es «recto en nuestros propios ojos» y comencemos a hacer lo que es correcto según la Palabra de Dios.

Autor: John Cooper, líder de Skillet y autor del libro «Awake & Alive to Truth». Traducido de decisionmagazine.com.

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Mundo Anglo

Este último viernes se celebraron los K-LOVE Fan Awards 2021, uno de los premios a la música cristiana anglo más importantes, y del cual...

Artículos

El año pasado recibí una llamada del padre de uno de mis estudiantes, amablemente me solicitó un plazo para la realización de un taller...

Reseñas

Así como un típico plato sureño de los Estados Unidos reúne diferentes tipos de ingredientes, una pareja de esposos fue la encargada de juntar,...

Tecnología

Facebook está trabajando en una nueva función para la sección Grupos. Muy pronto estará disponible una función para publicar «mensajes de oración». Sí, los...