Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

¿Por qué soy tan descarado? Reflexiones sobre la deconstrucción – Por John L. Cooper

Imagina un escenario en el que llevo a mi esposa a un restaurante. Un tipo al azar se acerca a ella y la abraza con fuerza en contra de su voluntad y le dice: «Oye, cariño, ¿por qué no dejas esa droga y te juntas con un hombre de verdad? «¿Debería estar celoso (del celo bueno, no del malo)? ¡Absolutamente!

Imagina un segundo escenario en el que un tipo le envía un DM a mi esposa y dice: «Lamento ser tan directo, pero necesito decirte que creo que eres absolutamente hermosa. Eres perfecta, y me pregunto si tu esposo incluso entiende eso. No quiero entrometerme, pero te mereces algo mejor. Siempre estoy aquí si necesitas a alguien con quien hablar». ¿Debería estar celoso (del celo bueno, no del malo)? ¡Absolutamente!

He hablado abiertamente sobre lo que creo que son los peligros de la deconstrucción y el relativismo dentro del cristianismo. Todos los que conozco que han dejado el cristianismo en los últimos 5 años comenzaron con lo que describieron como «deconstruir mi fe». Es una epidemia que algunos todavía se niegan a reconocer. Un amigo mío me envió un mensaje de texto hace unos días y me preguntó: «¿Por qué eres tan descarado en tus palabras sobre la deconstrucción?» Otro comentario que leí online decía: «John solía ser tan cariñoso y ahora parece enojado». Por favor, comprenda que no estoy enojado en lo más mínimo con las personas que no creen como yo. ¡Realmente los amo! Ya sea que eso signifique que son ateos, agnósticos, musulmanes, budistas, universalistas o cualquier otro espiritista. Y no estoy enojado con nadie que lucha con la fe, tiene preguntas o se ha desconvertido del cristianismo. Tengo mucho amor por ti. Conozco personalmente a muchas personas que han perdido la fe, y he visto y sentido el desamor. Para ser sincero, me ha roto el corazón.

Con el propósito de (1) claridad y (2) una advertencia a los hermanos cristianos, permítanme ser claro acerca de lo que descaradamente me opongo. Hay personas que han deconstruido, desconvertido y repudiado la fe y posteriormente comenzaron una plataforma, marca o «ministerio» (mi palabra para ello) donde atacan los principios fundamentales del cristianismo, hablan en contra de la Biblia e intentan llevar a otros a deconstrucción. Algunos lo hacen de manera agresiva, como el tipo que le pega a mi esposa en el restaurante. O pueden hacerlo sutilmente, como el tipo que le envió el DM a mi esposa. De cualquier manera, están reclutando activamente. A menudo hacen esto haciendo videos de por qué la Biblia no es confiable o por qué el Dios de la Biblia es inmoral, malo o intolerante de alguna manera. Se burlan, ya sea agresiva o sutilmente, de aquellos que todavía se adhieren a la creencia de que la Biblia es la palabra inmutable de Dios. Buscan, de manera agresiva o sutil, a personas que están luchando, tristes, cuestionando o teniendo un mal día. Luego susurran (o gritan) que es porque el cristianismo es opresivo. Esto es con lo que tengo un problema, y ​​aunque estas personas fingen conmoción por mis palabras descaradas, ¿están siendo menos descaradas?

Para ser honesto, prefiero al chico del restaurante al chico del DM. Ningún espectador se sorprendería de mi ira celosa hacia el tipo que agarró a mi esposa en contra de su voluntad. Por otro lado, si me enfado demasiado con el tipo turbio del DM que trata de ganarse a mi esposa en un tono agradable que dice: «Soy el tipo sensible y tolerante en el que puedes confiar», habrá muchos espectadores acusándome de reaccionar de forma exagerada. De hecho, mientras hablamos, algunos me han acusado de reaccionar de forma exagerada. Pero debo preguntar sinceramente: «¿Crees que es posible que estés reaccionando de forma insuficiente?»

Esto me lleva a mi advertencia para aquellos en la fe. Primero, sin embargo, quiero proporcionar un descargo de responsabilidad: algunos no estarán de acuerdo con mi definición de deconstrucción, y no deseo discutir sobre los términos. Simplemente comentaré sobre una interpretación popular y luego proporcionaré lo que creo que es una definición precisa, explicando por qué soy tan descarado con mis advertencias. Algunos dicen que el término simplemente significa «leer la Biblia de nuevo y estar dispuesto a desafiar tus creencias que pueden estar basadas en el pensamiento tradicional». Esto puede parecer inofensivo e incluso virtuoso, pero hay dos distinciones principales que deben mencionarse. Primero, hay quienes tienen la convicción de que la Biblia es la palabra autorizada de Dios y, por lo tanto, la abordan con fe, y permiten que el Espíritu Santo los guíe hacia una convicción más profunda del pecado, un amor más profundo por Jesús y sus perfecciones, y una comprensión más profunda de lo que es justo y lo que es malo. Y segundo, luego están las personas que leen la Biblia de nuevo, pero sin fe y sin creer que la Biblia es la palabra autorizada de Dios. Consideran que las palabras en sus páginas no tienen mayor o menor importancia que cualquier otro libro, religión o influencer de Tik Tok; más bien, usan sus propios sentimientos e intelecto para decidir con qué están de acuerdo y en qué no.

¿Ves el peligro de usar la misma palabra para describir tanto algo muy bueno como algo muy malo? En mi opinión, «deconstrucción» no es un buen término para el primer grupo de personas. Esta opción es, de hecho, cómo siempre debemos acercarnos a la Biblia, y conduce a la santificación (el proceso de llegar a ser más como Jesús). Si alguien desea llamar a eso «deconstrucción», no daré pelea. Llámalo como quieras, pero creo que lo que la gente suele querer decir con el término se parece más al enfoque del segundo grupo, descrito anteriormente. Permítanme citar una definición para aclarar la necesidad de una mayor advertencia.

«‘Deconstrucción’ es el título aplicado más recientemente al proceso de cuestionar, dudar y finalmente rechazar aspectos de la fe cristiana. Esta es una aplicación del deconstruccionismo, un enfoque que pretende disimular creencias o ideas mientras asume que sus significados son inherentemente subjetivos». ​(Tomado de gotquestions.org).

Por lo tanto, el verdadero deconstruccionismo lleva a rechazar la verdad absoluta, que es un principio fundamental del posmodernismo. Me temo que el término «deconstrucción» está siendo manipulado para suavizar algo en la fe que no debemos permitir. No es un término que se haya usado históricamente dentro del cristianismo para describir la reforma o la fidelidad doctrinal. Ya sea que estemos o no de acuerdo con la terminología, creo que está siendo utilizada engañosamente por aquellos que realmente desean que los cristianos no solo deconstruyan su fe sino también que se desconviertan. Muchos influencers excristianos tratan sutilmente de fomentar la deconstrucción ofreciendo un «espacio» inclusivo para tener dudas y cuestionar. Pero el «espacio» está diseñado para hacer el segundo tipo de deconstrucción que mencioné. Lo que quieren decir es, «está bien cuestionar, está bien dudar. Solo necesita olvidar todo lo que le han enseñado, convertirse en una pizarra en blanco y comenzar de nuevo. Tal vez tu fe sea más como una mezcla entre cristianismo y humanismo. Tal vez te conviertas en alguien que aún ame a Jesús, pero Jesús no será definido por la Biblia… porque Dios es más grande que la Biblia». Esto es más como el tipo del DM antes mencionado. Sutil tal vez, pero poderosamente persuasivo. Estos argumentos no tan sutiles son veneno, pero son tentadores para muchos cristianos porque están en línea con la cultura popular actual.

Déjame explicar. ¿El «mundo» (la cultura no creyente) odia a los excristianos? ¿Alguna vez has visto a un influencer excristiano hacer enojar a la cultura secular por su postura sobre un tema de guerra cultural como el aborto? ¡Por supuesto que no! Porque los influencers excristianos tienden a alinearse con todo lo que es culturalmente popular y aceptable. Y puedes apostar a que cada vez que el próximo paso en falso comience a tener un punto de inflexión en la cultura, estarán en el «lado correcto de la historia» (pero en el lado equivocado de la Biblia) en ese argumento también. Créeme, es tentador ser capaz de ser una «persona espiritual que todavía puede estar un poco interesada en Jesús, pero no realmente, aunque Dios no sea una persona real», y también ser abrazada por el mundo.

Mi hija irá pronto a la universidad. Mi esperanza es que mientras se encuentra a sí misma, creciendo hasta convertirse en una mujer madura, tomando sus propias decisiones diarias, todavía se cepille los dientes. Lo sé, lo sé, el argumento de la deconstrucción (como estoy usando el término) puede decir que ella debería descubrir cómo vivir por su cuenta. Quizás cepillarse los dientes es una de esas reglas o tradiciones innecesarias que los padres usan para tratar de controlar a los niños. Quizás el cuidado dental y la salud de las encías sea un código para el «colonialismo patriarcal occidental». Tener dientes sanos no es necesariamente BUENO; es simplemente lo que preferían los poderes hegemónicos culturales reinantes, por lo que lo declararon «bueno» mientras dominaban a otros con su opresiva creencia en la higiene bucal. Por otro lado, tal vez a medida que mi hija vaya al mundo, ella creerá, como presuposición, que sus padres la aman y la educaron con conocimiento y sabiduría para mantenerla a salvo, ayudarla a prosperar y elegir cosas que traen vida y no muerte. Tal vez ella seguirá cepillándose los dientes, dándose cuenta de que la sabiduría que se transmite de generación en generación es… espera… en realidad algo BUENO.

Mi súplica sincera a quienes lean esto: no importa cómo lo llamen o cómo definan el término, tengan cuidado con el enfoque del segundo grupo que describí como verdadera «deconstrucción». Como explico en mi libro, Awake And Alive To Truth, la persona que lee la Biblia con fe aceptará las cosas que son del Espíritu de Dios. Por otro lado, la palabra de Dios parece locura a los que no tienen al Espíritu (1° Corintios 2:11-16). En otras palabras, es posible que algunos que alguna vez creyeron que la Biblia era verdadera, y que han sido bendecidos al leerla e implementarla, ahora pueden comenzar a acercarse a la Biblia con falta de fe; ¡ese mismo libro que da vida puede parecer una tontería! «Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte.» (Proverbios 14:12, NVI).

No hay otro fundamento sobre el cual edificar tu vida que lleve a la vida, aparte de Jesucristo. Su palabra es para siempre, y su palabra nunca falla. Cuidado con los que enseñan otro evangelio, sobre todo si te dicen todo lo que quieres oír, y te lleva convenientemente al aplauso del mundo. Son como los tipos del DM. El hecho de que sean sutiles en lugar de agresivos no significa que no sea un intento descarado de sacarte de la fe. Si alguien que lee esto elige deconstruir sin aferrarse a la fe en la autoridad de las Escrituras como una convicción, todavía te amaré y aceptaré como amaría a mi hija si dejara de cepillarse los dientes. Pero temo que se le caigan los dientes; y temo que tu fe se apague.

«Porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo.» (1° Corintios 3:11, NVI)

Tomado y traducido de la cuenta de Facebook del cantante de Skillet, John L. Cooper.

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

El Evangelio de San Juan 20:7 nos dice que luego de su muerte, a Jesús le fue colocado un sudario en su rostro, pero...

Mundo Anglo

El guitarrista de Skillet, Seth Morrison, y su esposa Hillary dieron la bienvenida a su primera hija, June Noelle, el 16 de agosto de...

Artículos

En su primer año, el pastor Rick Warren se paró detrás de un púlpito que fue cortado y tallado por uno de los primeros...

Artículos

«Jesús contestó: —’Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente’. Este es el primer...