Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

¿Cómo puedo tener un corazón de Campeón? Por Ray Corea

Este nuevo año trae muchos desafíos y se necesita -desde mi punto de vista- algunas características que nos ayuden a caminar por estos 12 meses, y los he  titulado «Las 4 ‘C’ de un Campeón». Pueden muchas más, pero creo que estas son básicas para seguir caminando. Recordemos algo: Dios no se equivoca, no hace basura, somos campeones a Sus ojos. El problema es que muchas veces no lo entendemos y no sabemos cómo lograr que eso sea una realidad. Que no nos bajemos el piso y que otros vean en quién estamos confiando y de qué estamos hecho.

¿Cómo nos ve Dios?

1) Él dice en Jeremías 29:11: «Los planes de Dios son buenos». Dios quiere un buen futuro en nuestra vida.

2) Dice en Romanos 6:37: «Somos más que vencedores».

Definamos qué es un Campeón: El vencedor de una determinada competencia. Persona o equipo que obtiene la primicia en una competencia. Para tener un corazón de Campeón debemos tener 4 «C» que marcarán nuestro corazón:

  • Convicción: Fe. «Es pues la fe, la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven.» (Hebreos 11:1). Es estar convencido de que Dios -aunque no lo veamos- lo está haciendo. Debemos movernos por fe, no detenernos por temor. (Romanos 8:24-25; 2° Corintios 4:18).
  • Conversión: Cambio de actitud
 con la que enfrentamos la vida. De nada nos sirve decir «sí, yo sé que Dios lo hará», pero nuestra actitud no lo demuestra. (Isaías 55:7; Hechos 3:19).
  • Competencia: Una batalla conmigo mismo. El que detiene nuestro avance somos nosotros mismos (1° Corintios 9:24). Se requiere esfuerzo y preparación: Mucho se dice y se piensa que debemos competir contra los demás pero debemos recordar que la vida es un campo de cooperación. Ejemplo: Carlos Pérez, un falsificador de billetes de $20, fue descubierto por el dueño de una tienda de abarrotes. Despertó sospechas y la policía revisa su casa y se da cuenta que tenía todo un cartel de distribuidores de billetes falsos. Cuando es encarcelado, preguntan cuál fue su mayor engaño, y este contesta: «Siempre pensé que era lo mejor y que no me descubrirían, pero me equivoqué».
  • Compromiso: Se demuestra con hechos y no solo palabras. Tenemos un pacto que cumplir (Hebreos 10:18-19; Isaías 35:4). El corazón de un Campeón se caracteriza por su determinación de llegar a hacer realidad su sueño, a seguir adelante, su constancia, su palabra y por no ver las  circunstancias, sino ver siempre que su propósito en la vida está por encima de todo.

Te invito a seguir caminando.

Autor: Ray Corea

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

«Pedro le dijo: Aunque todos te abandonen, yo no te abandonaré. Jesús le respondió: Pedro, no estés muy seguro de eso; antes de que...

Artículos

La vida de una persona agradecida es diferente. La gratitud nos permite ver que lo maravilloso de tener a Dios está escondido en lo...

Cine & Series

El actor Neal McDonough ha protagonizado una gran cantidad de películas y programas de televisión en Hollywood, pero su último proyecto, Left Behind: Rise...

Artículos

Cualquier persona que se aliste para competir en una carrera lo hace con el propósito de llegar a la meta. Sabe que conquistará el...