Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

Matthew Perry de Friends: «Dios me convirtió en un buscador de Él»

La estrella de la popular serie de televisión de los noventa «Friends», Matthew Perry conmocionó al mundo recientemente cuando se sinceró sobre su larga batalla contra las drogas y el alcohol, pero ahora nuevos detalles sobre su camino hacia la recuperación revelan que fue una sentida oración a Dios la que jugó un papel clave en liberarle finalmente de sus adicciones.

Perry es famoso por interpretar a Chandler Bing en la exitosa serie de la cadena NBC. Chandler era sarcástico, encantador y siempre estaba dispuesto a pasarlo bien, y aunque Perry era capaz de hacerlo ante las cámaras, entre bastidores vivía una tortuosa batalla de fuerte adicción.

«A los 18 años, bebía todos los días. En aquella época bebía mucho con los amigos y a la 1:45 de la madrugada decía: ‘Me voy a casa’ y cruzaba la ciudad corriendo hasta una licorería, compraba una botella de vodka y bebía tanto como había bebido con los otros chicos esa noche», declaró a Diane Sawyer en una entrevista en el programa Nightline.

Perry intentó ocultar su creciente adicción a amigos, familiares y compañeros de trabajo durante muchos años. Un día, su compañera de reparto, Jennifer Aniston, lo confrontó. «Imagínate lo aterrador que fue», dijo. «Y yo dije: ‘¿Cómo? Creía que lo disimulaba muy bien’. Y ella dijo: ‘Podemos olerlo en ti‘. Yo no estaba en condiciones de parar porque así es la adicción, pero ella fue la que más me tendió la mano. Le estoy muy agradecido por eso», añadió.

En su libro de memorias titulado, «Friends, Lovers, and the Big Terrible Thing», Perry cree haberse desmayado varias veces pues no recuerda haber rodado algunas escenas. Cuenta que llegó a tomar 55 pastillas de Vicodin al día.

«Estuve en una habitación oscura, con traficantes de drogas y completamente solo durante meses», cuenta. «La adicción es una obsesión de tu mente [que dice] ahora dame todo lo que me diste antes y más». La adicción acabó con su salud, pudriéndole la primera fila de dientes. Se llevó su dinero: casi 9 millones de dólares en rehabilitación y programas de recuperación.

Y casi le cuesta la vida. Una sobredosis de opiáceos le provocó una rotura de colon y una larga estancia en el hospital, según informa el Daily Citizen. «Me dieron un 2% de posibilidades de sobrevivir a la noche», dijo Perry a Bill Maher de HBO. «No me lo dijeron, obviamente, porque yo no estaba realmente allí, pero se lo dijeron a mi familia. Me pusieron en una máquina llamada ECMO [oxigenación por membrana extracorpórea]. Lo llaman un Ave María. Cinco personas estaban en ECMO esa noche, y los otros cuatro murieron, y yo de alguna manera lo logré».

Según las memorias de Perry, su adicción le llevó a pasar 14 temporadas en rehabilitación, 15 operaciones de estómago y más de 60 intentos de desintoxicación.

Un encuentro con Dios

Pero nada cambió para Perry hasta que experimentó un poderoso encuentro con Dios. «Dios, ayúdame, por favor, susurré. Muéstrame que estás aquí. Dios, ayúdame, por favor», relata en sus memorias. Continuó: «Mientras me arrodillaba, la luz empezó a hacerse más y más grande hasta que abarcó toda la habitación… ¿Qué estaba pasando? ¿Y por qué empezaba a sentirme mejor? Empecé a llorar», explicó. «Quiero decir, empecé a llorar de verdad: ese tipo de llanto incontrolable que me sacude los hombros. No lloraba porque estuviera triste. Lloraba porque, por primera vez en mi vida, me sentía bien. Me sentía seguro, cuidado. Décadas de lucha contra Dios, y de lucha contra la vida, y contra la tristeza, todo estaba siendo arrastrado, como un río de dolor yéndose al olvido».

«Había estado en la presencia de Dios. Estaba seguro de ello. Y esta vez había orado pidiendo lo correcto: ayuda», dijo Perry. Perry atribuye a ese encuentro con Dios la razón por la que se mantuvo sobrio durante los dos años siguientes. «Dios me había mostrado una pizca de lo que podía ser la vida. Me había salvado aquel día, y todos los días, pasara lo que pasara. Me había convertido en un buscador, no sólo de la sobriedad y la verdad, sino también de él», escribió Perry.

El profeta cristiano Shawn Bolz, fundador de Bolz Ministries, suele hablar de las conexiones entre la fe y la industria del entretenimiento. Bolz compartió en un podcast reciente que está emocionado de ver lo que Dios va a hacer en la vida de Perry. «Wow, qué historia», dijo. «Piensas en una persona como Matthew Perry, que ha sufrido tanto públicamente… y ahora Dios está operando en él».

Tomado de evangelicodigital.com

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Artículos

«Pedro le dijo: Aunque todos te abandonen, yo no te abandonaré. Jesús le respondió: Pedro, no estés muy seguro de eso; antes de que...

Artículos

La vida de una persona agradecida es diferente. La gratitud nos permite ver que lo maravilloso de tener a Dios está escondido en lo...

Cine & Series

El actor Neal McDonough ha protagonizado una gran cantidad de películas y programas de televisión en Hollywood, pero su último proyecto, Left Behind: Rise...

Artículos

Cualquier persona que se aliste para competir en una carrera lo hace con el propósito de llegar a la meta. Sabe que conquistará el...