Connect with us

Hi, what are you looking for?

Artículos

Soltero ¿Hasta cuándo?

Hace unos años atrás, de camino a casa vino un pensamiento el cual cambio radicalmente la forma de ver lo que era en ese entonces mi estado sentimental, y si es lo que puedes imaginar en este momento, estaba soltero, lo interesante fue que por primera vez sentí estar incompleto, fue como si me faltara un brazo.

Al llegar a casa, hablé con Dios sobre el asunto y mi petición era sencilla: ya no quiero sentirme solo. En ese momento no paso nada extraordinario, entregué mi ansiedad y seguí adelante con mis estudios; unos meses después la respuesta llegó: conocí a quien es la dueña de todos mis suspiros e inspiración. Quien con su amor, ha cubierto mis heridas y me ha dado su calor, sigue siendo mi mejor amiga, mi fortaleza en tiempos de dolor. Mi complemento en todo momento.

Seamos claros, hay personas que son felices con su estilo de vida solitario, prefieren vivir la vida alejada de compromisos sentimentales, para ellos esto le implicaría perder su «libertad». Disfrutan manejar sus propios horarios, nutrición y hasta gustos de televisión. Sin embargo, existe otro grupo el cual sí desea salir de su casa y establecer una vida en pareja; se esfuerzan por generar una excelente impresión en el sexo opuesto, cuando encuentran un rasgo interesante, indagan y procuran tener espacios para construir una amistad y poder conquistar esa persona maravillosa.

¿Pero que pasa cuando las cosas no funcionan? Lastimosamente, existe la creencia que todo debe ser perfecto, y la realidad es que el enamoramiento es un proceso, y requiere de mucho trabajo para ver sus frutos, si bien a primera vista se generan emociones e ilusiones, solo es en el transcurso del tiempo en donde se revelan las intenciones del corazón.

Si algo aprendí de mi tiempo siendo soltero fue, que cuando no se daban las cosas con esa persona especial para mí, era porque simplemente Dios estaba preparando una bendición mayor. Ahora esto es fácil expresarlo en este momento con 8 años de matrimonio y siendo padre de 2 hijos, pero en su momento fue doloroso. Fue un proceso de crecer y de aprender, pero sobre todo de saber esperar. La paciencia es fundamental para tener un enfoque correcto de las expectativas a cumplir. Conquistar un amor verdadero requiere de sembrar con pequeños detalles, confianza, sabiduría, fe, amistad.

3 consejos para no llegar a 90 años siendo soltero/a

Conviértete en esa persona admirable. Nos encanta hacernos la idea de encontrar a la persona de nuestros sueños tal y cual la planteamos en una lista: «quiero que sea de tal estatura, de tal tipo de piel, que le guste cierto tipo de música, que sea de tal país, que se hincha de mi equipo», etc. La realidad es que debemos convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos para atraer a la persona correcta, muchas veces hice la lista con todos los detalles de la mujer perfecta para mí, y sabes algo, por más que te esfuerces en llenar cuadernos, cualquier descripción quedará incompleta para los planes de Dios para ti. Por eso, en vez de buscar un perfil, haz de tu vida un ejemplo el cual valga la pena de imitar, así tendrás el cariño de todos a tu alrededor y de esa forma tu vida será de mayor impacto.

Conoce a mucha gente. No entiendo la razón para que una persona crea que la bendición sobrenatural de Dios en su área sentimental llegue de una manera cinematográfica, si sales siempre con el mismo grupo de amigos nada nuevo va a ocurrir, muy bien lo explicó Albert Einstein al decir: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Darse la oportunidad de expandir tu circulo social no solamente traerá consigo escapar de la monotonía sino te ofrecerá herramientas de crecimiento personal para seleccionar la mejor persona para ti. En resumen, el amor es una decisión, y entre mas opciones tengas la calidad de tus decisiones también lo será.

No tengas miedo, sé valiente. La baja autoestima hace que una persona sienta que no es lo suficiente para merecer algo grande en su vida, esto no viene por casualidad sino que es producto de experiencias negativas en el pasado, el miedo actúa de muchas maneras, pero la única forma de cambiar esto es teniendo la certeza de que nada malo va a pasar, es allí donde surgen los valientes.

En la espectacular película del director norteamericano Tim Burton «El Gran Pez», existe una escena muy interesante para explicar lo que significa ser valiente. Resulta que Edward Bloom descubre cómo va a ser su muerte y después de esto, debe atravesar un bosque terrorífico, en medio de su temor se acuerda de la visión de su muerte y se dice a sí mismo: «yo no voy a morir así», de esta manera pierde el miedo.

Ser valiente es repetirse todo los días «así no será mi final». Si una persona no te corresponde como tú deseas, no temas, alguien mucho mejor vendrá para ti, y para tener la convicción de lo anterior debes ser valiente. Por último, disfruta de cada etapa de tu vida, el Señor cumplirá su propósito en ti.

«Dios mío, tú cumplirás en mí todo lo que has pensado hacer. Tu amor por mí no cambia, pues tú mismo me hiciste. ¡No me abandones!»Salmos 138:8.

Advertisement. Scroll to continue reading.

 

 

Comparte en tus redes

Puedes ver también

Libros

El pasado 8 de octubre fue el lanzamiento de una nueva obra literaria que con su toque poético dará de que hablar en el...

Artículos

Son tiempos de incertidumbre, escenario perfecto para la manipulación de millones de personas a través de un discurso apocalíptico y desalentador. El miedo es...